Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2016

Modelos filosóficos, nominalismo, pluralismo y el dilema de Benacerraf

En la filosofía, al igual que en muchas otras ciencias, solemos también usar modelos para argumentar o explicar fenómenos. Al igual que en el caso de las analogías, usamos modelos cuando nos es difícil demostrar algo de manera directa (a decir verdad, se puede decir que los argumentos que usan modelos son un tipo de argumentos por analogía, ya que explotan la analogía entre el fenómeno a estudiar y el modelo). La idea detrás del uso de un modelo es muy sencilla. Un modelo es un objeto, concepto o sistema que representa el fenómeno que nos interesa de manera tal que podemos estudiar ciertos aspectos de él a través de aspectos análogos del modelo. Piensen en el uso de túneles de viento en la ingeniería aeronáutica. 

Si queremos estudiar el los efectos  del movimiento del aire alrededor de un tipo de avión, no usamos un verdadero avión para nuestra prueba, sino un modelo, y no lo ponemos a volar en el aire, sino que lo observamos al interior de una cámara dentro de la cual hacemos pase ai…

Preguntas Sobre el Lenguaje

¿Es “referencia” un término teórico de nuestras teorías semánticas? ¿Qué fenómenos semánticos trata de explicar una teoría de la referencia? ¿Cuando digo que el nombre de mi madre es “Concepción”, estoy haciendo semántica (folk)? ¿Existe algo así como folk-semantics que deba ser sustituido, superado o por lo menos complementado pos una semántica científica rigurosa? ¿Qué relación debe haber entre nuestra mejor teoría sobre la referencia y nuestras intuiciones sobre cuales son los nombres de las cosas? A decir verdad, ¿no es ya algo tendencioso llamarles “intuiciones”? ¿Acaso no sabemos los nombres de muchas cosas? ¿Y saber esto no es conocer ya cuál es la referencia de dichos nombres?